Experto nutricional

Evitar el gluten ¿es una moda o es saludable?

24 de Julio de 2015 laura escofet · 2 Comentarios

Probablemente en los últimos tiempos habéis oído hablar de la dieta sin gluten para bajar peso y cuidar la salud. No sé si conocéis a alguien cercano que lo haya hecho, pero lo cierto es que varias famosas se han apuntado a esta moda, lo que provoca un “efecto llamada” y hace que mucha gente decida seguir estas pautas. Ahora bien, ¿es saludable eliminar el gluten de la dieta sin una causa que lo justifique? Vamos a verlo.

¿Qué es el gluten, la celiaquía y cómo debe ser la alimentación de los celíacos?
El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, la avena, la cebada y el centeno, así como otros cereales como el kamut, el triticale o la espelta. De ahí que, el pan, las pastas, las galletas, los bollos… contengan gluten porque se han elaborado con estos cereales.
La celiaquía es un trastorno autoinmune que produce una intolerancia al gluten: cada vez que el cuerpo detecta el consumo de gluten, activa su sistema inmunitario para atacarlo y este proceso genera varios síntomas, como malestar, gases, diarreas, hinchazón, dolor abdominal, caída de cabello, dolores óseos… Las personas que padecen esta enfermedad no pueden tolerar absolutamente nada de gluten. Su dieta debe ser estricta, sin rastro de gluten, por pequeña que sea la cantidad. No se pueden dar “caprichos” y saltarse la norma. Si lo hacen, se encuentran mal. Por ello, deben recibir un asesoramiento nutricional para garantizar que su dieta es equilibrada y cubre las necesidades nutricionales. Además, deben aprender a consultar, interpretar y ser críticos con las etiquetas alimentarias, las cartas de los restaurantes… para discernir los productos pueden tomar de los que deben rechazar para evitar todo lo comentado anteriormente.
Aparte de la celiaquía, existen algunas otras patologías (muy pocas) que requieren llevar una dieta sin gluten: la sensibilidad al gluten (personas con los mismos síntomas que los celíacos pero a las que no se les detectan los anticuerpos causantes de la enfermedad), la alergia al trigo y ciertas enfermedades autoinmunes crónicas como la psoriasis, la artritis reumatoide y la diabetes tipo 1.

Dieta sin Gluten ¿si o no?
La dieta sin gluten NO es recomendable para la población en general
No tiene ningún fundamento científico eliminar el gluten de la dieta si no hay una celiaquía u otra enfermedad inmunitaria que lo justifique.
Es decir, al revés de lo que muchos piensan, no se ha demostrado que eliminar el gluten de la dieta en personas no celíacas produzca una bajada de peso y ganancia de salud. Más bien todo lo contrario: estos cambios dietéticos podrían aumentar el riesgo de que la alimentación se desequilibre. Los motivos son los siguientes:
– Personas que al eliminar el gluten de su dieta sin un motivo clínicamente demostrado y sin conocimientos previos para llevar bien la dieta, de repente dejan de tomar ciertos (bastantes) alimentos, lo que puede conducir a deficiencias alimentarias. Por eso un celíaco suele seguir una estricta educación y control nutricional.
– Los alimentos sin gluten pueden no estar suficiente enriquecidos en fibra, vitaminas y minerales, al contrario que algunos alimentos con gluten. La razón es porque las harinas sin gluten están refinadas, es decir, les falta fibra y, durante el proceso de quitar el germen y el salvado, pierden vitaminas y minerales. En cambio, en el mercado encontramos pan con gluten integral que es una fuente de fibra, vitaminas y minerales.
– Los alimentos sin gluten pueden llevar más grasas no saludables, más azúcar, más calorías y/o aditivos para asegurar que el producto alimentario tenga las características de textura, sabor… que deseamos. Las harinas sin gluten tienen poco sabor y al no contener la proteína del gluten, el producto (pan, pasta, galletas…) carece de la textura esponjosa y masticable que tanto nos gusta. Para solucionarlo, los fabricantes le pueden añadir grasas trans, azúcares…
– Los alimentos sin gluten suelen ser el doble de caros que los que sí lo contienen. Quien no se puede permitir comprar tantos productos libres de gluten, que suele ser gran parte de la población, acaba evitando los productos con gluten sin compensar este déficit con otros alimentos y esta situación puede provocar una dieta deficitaria y desequilibrada.

En conclusión
Eliminar el gluten de la dieta comporta realizar una alimentación más cara, con algunos o muchos productos menos saludables, y con un grado más alto de dificultad si queremos comer equilibradamente.
Las mejoras que perciben muchas de las personas que eliminan el gluten se deben a que parten de una alimentación que solía ser excesiva y poco saludable: reducen el consumo de carbohidratos y alimentos procesados, evitan la bollería y se cuidan más en general. En definitiva, reducen el consumo de grasas, azúcares y energía por lo que se sienten mejor.
Antes de decidir por vosotros mismos eliminar el gluten de la dieta, deberíais proceder así:
Si lo que queréis es bajar peso, poneros en manos de un dietista-nutricionista para que os planifique una dieta a vuestra medida y os dé consejos personalizados. En definitiva, para que os ayude a comer alimentos saludables, de forma variada y equilibrada.
Y si lo que deseáis es dejar de padecer malestares digestivos (gases, hinchazón…), acudid a un médico para que pueda diagnosticar si padecéis alguna enfermedad o sensibilidad que os favorezca la eliminación del gluten. Y además, a un dietista-nutricionista. En caso de estar indicada la eliminación del gluten, éste profesional os debe reajustar la alimentación y hacer un seguimiento muy de cerca, ya que un celíaco debe evitar totalmente el gluten para el resto de su vida.

Una vez más, espero haberos ayudado.
Laura Escofet.

Te puede interesar también...

2 Comentarios

  • Reply laura base echo 13 de Agosto de 2015 at 4:01 pm

    Hola, como siempre en el tema de alimentación hay mucha moda y también intereses económicos. Sólo me gustaría hacer una aclaración, en el post decís que por ser diabetico tipo 1 no se puede consumir gluten. Yo soy diabética tipo 1 desde más de 20 años y puedo tomar gluten sin problema, sólo tengo que tener en cuenta, como con cualquier alimento, los hidratos de carbono que vaya a consumir..

    Un saludo,

    Laura

    • Reply Laura Escofet 13 de Agosto de 2015 at 10:48 pm

      ¡Hola Laura!
      Como bien dices, los diabéticos tienen que controlar la ingesta de carbohidratos pero pueden tomar gluten.
      Lo que quería transmitir en el artículo es que, además de la celiaquía, para algunas personas con enfermedades autoinmunes u otras condiciones de salud, realizar una dieta sin gluten podría beneficiarles; pero son casos muy particulares (sólo a algunas personas) y se tienen que valorar y abordar de forma individual.
      Si en tu caso toleras bien el gluten, adelante. Para cualquier duda, recordarte que lo importante es acudir a un profesional que te pueda valorar y aconsejar personalmente.
      Tendría que haber puntualizado este tema. Gracias por tu comentario, ya que puede ser útil para más gente.
      ¡Saludos!

    Deja tu comentario

    Dieta sana y ejercicio