Sexóloga

Él siempre quiere más: causas y soluciones en el sexo

20 de septiembre de 2016 Nayara Malnero · 0 comentarios

Pensábamos que era algo pasajero, una mala época, pero parece que la cosa no retoma, el tema sexual es algo que nos sigue preocupando. Tomando un café con una amiga me preguntaba si es normal que ellos se quejen tanto de la falta de sexo, que parece que él siempre quiere más a pesar de que ella “ya no parece necesitarlo”

Por desgracia mi respuesta fue directa, algo que comento diariamente a mis pacientes: “la mayor demanda por parte de mujeres en la consulta del sexólogo es por bajo deseo sexual” De hecho, entre las farmacéuticas llaman al bajo deseo sexual de las mujeres la “disfunción sexual femenina”.

Para ganarse esa hegemonía hace falta mucha prevalencia, tanta como para que inviertan miles y miles de euros en crear una viagra femenina (nada efectiva, por cierto) ¿te suena la “viagra rosa”?  http://www.sexperimentando.es/la-viagra-rosa-femenina-nuevo-medicamento/

En este momento me asalta la pregunta ¿será que ellas tienen bajo deseo o será que ellos lo tienen demasiado alto? Sin duda, el gran problema es encontrar el equilibrio entre las necesidades de ambos, esa es la verdadera labor del terapeuta.

Cuando llega una pareja a mi consulta con esta problemática siempre les hago el mismo planteamiento: no es cuestión de quien gana o de quién consigue su objetivo, sois un equipo y la finalidad es encontrar el equilibrio. Ni ella se va a volver una loba ni él un cervatillo.

Porque si, el bajo deseo sexual (sea en hombres o en mujeres) tiene solución terapéutica, pero hay que comenzar por el principio: ¿somos realmente diferentes hombres y mujeres en este sentido? ¡Claro que sí!

La psicología femenina evoluciona en las relaciones a largo plazo: nos tranquilizamos y la sexualidad pasa a un segundo plano en la mayoría de las ocasiones. Si el trabajo es estresante, si las preocupaciones se hacen mayores y si los niños no nos dejan descansar esto se acentúa mucho más.

Las causas del bajo deseo sexual femenino pueden ser múltiples, te cuento algunas de las más habituales:

  • Nuestra mala educación sexual, en la mayoría de los casos errónea o, como suelo llamarla “castrante”. Las mujeres aún tenemos en la actualidad sentimientos encontrados con nuestra “libertad sexual”.
  • La falta de comunicación en pareja: me encanta la frase “el buen amante es el que sabe comunicarse bien con su pareja, ese es el único requisito para serlo” Sin una comunicación en confianza e intimidad es difícil llegar a acuerdos y transmitir a tu pareja qué es lo que deseas y cómo. Hablar de sexo no es tan fácil como parece.
  • Falta de autoconocimiento: cada persona debe de conocerse bien a sí misma, de no ser así los demás no cuentan con una “bola de cristal” para adivinar sus deseos y sus placeres ¿Crees que las mujeres nos conocemos lo suficiente a nosotras mismas?
  • La baja autoestima y la falta de seguridad en una misma: cuando tenemos dudas sobre nosotras mismas (“¿lo estaré haciendo bien?” “¿se dará cuenta de que he engordado?”) y cuando no nos queremos lo suficiente es difícil que disfrutemos de las relaciones sexuales y que negociemos cómo tener los encuentros con nuestra pareja.
  • Por último y, aunque todo lo anterior esté perfecto, antes mencionada que nuestra psicología cambia. Nuestro deseo evoluciona con el tiempo, sobre todo si estamos en una relación a largo plazo. A veces, tanto es así que en lugar de “tener ganas” y luego “tener relaciones”, en ocasiones comenzamos a tener un encuentro y luego es cuando surgen “las ganas”…veamos si me explico mucho mejor con este vídeo:

https://youtu.be/Tpzqj0Qi0h4

Para terminar, si realmente estás interesado/a en este tema me gustaría recomendarte una lectura “Deseo” de la sexóloga Sylvia de Béjar  http://www.sexperimentando.es/deseo-de-sylvia-de-bejar-review-y-recomendacion-terapeutica/ estoy segura de que no te dejará indiferente. También, y con esto me despido, mi tutorial ”Cómo aumentar el deseo sexual”

https://youtu.be/0sJx7_rFdKA

Y ahora ¿qué haréis con vuestra vida sexual?

 

Te puede interesar también...

0 comentarios

Deja tu comentario

Dieta sana y ejercicio